• Elsa

Prensa Libre


Photo by Kumar Behera on Unsplash

Tenía otra idea para escribir en esta entrada, pero los acontecimientos recientes en contra de la libertad

de prensa, me llevan a tocar este tema, que por lo de más, es más vulnerado de lo que a veces pensamos. Ya nos habituamos a que el presidente norteamericano llame "fakenews" a todo las informaciones que le parecen incómodas a su gobierno. Por otro lado, otros gobernantes en nuestra región acostumbran lo mismo, incluso con medidas más drásticas, como encarcelar periodistas, es el caso de Cuba, Nicaragua y Venezuela (quien lideran la lista con más periodistas encarcelados en la región ver), por nombrar algunos. Pero en realidad, en el resto de países de América Latina que consideramos que estamos construyendo sociedades democrática, con todo y nuestros tropiezos, no le damos la relevancia a la libertad de prensa. Esta semana ocurrieron dos cosas, una en Colombia, mi país y que sigo desde fuera, y la segunda en México, que es más bien una consecuencia de una práctica, ya por mi breve experiencia en el país, consideró usual.

En Colombia, el periodista Daniel Coronell, quien sobresale por ser una de las voces más críticas del expresidente Uribe, además de tener una de las columnas de opinión más referenciadas por las investigaciones que han revelado toda suerte escándalos de derecha y de izquierda, anuncio el fin pasado de su columna en la prestigiosa Revista Semana, después de 14 años, al parecer por publicar una crítica a su revista porque decidió engabetar una investigación incomoda para el gobierno actual, heredero por decir lo menos del Uribismo, que finalmente publicó el New York Times, y desencadenó una respuesta inmediata del Gobierno para rectificar producto del reportaje americano.

En México, desde de hace días se anunció que el gobierno actual tenía una un lista de periodista que presuntamente estaban pagados por los gobiernos anteriores para publicar información conveniente, "periodistas chayoteros". En esta semana se dio a conocer dicha "lista" que en realidad fue la lista completa de medios y periodistas, que tiene sitios de noticias, que gobiernos pasados les han contratado publicidad pública. El tema aquí es que el Presidente Andrés Manuel Lopéz Obrador, en su conferencia mañanera diaria, al pronunciarse tan despectivamente de los periodistas, y finalmente en caso de que sus afirmaciones sean ciertas, no probarlo y en cambio meter a todos los periodistas en la misma bolsa, manda un mensaje intimidatorio contra la prensa y el ejercicio libre del periodismo, y en especial la prensa crítica de su gestión, a la que ya se ha referido como conservadora y que en la práctica es el único contrapeso que tiene un gobierno inmensammente popular y que tiene bajo su control las mayorías en el parlamento y en donde las altas Cortes no ejercen un papel relevante de control político. En perspectiva, esto para el pasado reciente de México, no parece grave, pues aquí corrieron de sus programas radiales/televisivos en grandes medios a Carmen Aristegui, a Leonardo Curzio, a Brozo por decir los nombres conocidos, ya que sus opiniones e investigaciones fueron molestas al gobierno, pero eso no niega que Sí es grave que la máxima autoridad del Gobierno desacredite a la prensa, y más cuando le es crítica.

Esto me lleva a pensar, lo importante de la liberta de prensa y que debemos protegerla como ciudadanos, estemos a favor o no de las opiniones de los periodistas, pues como lo recuerda la UNESCO, esta liberta es central en el derecho más amplio contenido en la libertad de expresión y opinión, base del sistema democrático y permite en una sociedad discernir y aceptar las diferencias y vivir en convivencia. Es tan importante es que el 3 de mayo, todos los años se celebra Día Mundial de la Libertad de Prensa y la UNESCO otorga el premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO-Guillermo Cano, creado en 1997, el cual rinde tributo cada año a una persona, organización o institución que haya contribuido de forma notoria a la defensa y/o la promoción de la libertad de prensa en cualquier lugar del mundo, sobre todo cuando para ello haya corrido riesgos, en honor al periodista colombiano asesinado por las mafias del narcotráfico, crimen impune desde hace 33 años. Pero Guillermo Cano como mártir, representa a miles de periodistas que en el mundo pierden la vida por denunciar y desenmascarar la verdad, lo triste es que muchos aún tienen rostro latinoamericano. Según la ONU, en México es dramático, es el país en el que han asesinado más comunicadores en las últimos 2 años sólo seguido por Afganistán, que se lleva el 2do lugar de este fatídico palmares. Pero que podemos hacer nosotros? somos consumidores, seamos responsables, no consumamos los medios que censuran, cambiemos el dial o el canal, UnFollow en redes sociales, no renovemos la suscripción y exijamos gobernantes que respeten las opiniones divergentes y críticas, incluso aquellas que nos molestan a nosotros mismos, la liberta de expresión en general, y en particular la libertad de prensa nos empoderar frente a los poderosos, y además de ser un derecho humano fundamental es uno de los pilares de la democracia.

Puedes encontrar más información:

http://www.unesco.org/

https://www.flip.org.co/ Fundación para la Libertad de la Prensa

Visita nuestra página cada semana para un nuevo post.

#blog #sociedad #crítica #prensa

  • Black Instagram Icon

©2018 by Las Gracias. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now