• Las Gracias

Medicinas ancestrales


Foto de Tadeu Jnr en Unsplash

Por Margarita


Desde cientos de años nuestros hermanos indígenas han utilizado plantas, frutos y semillas para sanar

el cuerpo, la mente y el espíritu. Lamentablemente en la actualidad, muchas de estas plantas sagradas han sido maltratadas, modificadas, satanizadas e incomprendidas. Por ejemplo, el tabaco, con el cual los indígenas hacen el Rapé (polvo tostado de tabaco para centrar la mente), el Ambil (pasta de tabaco para transmitir sabiduría y desinfectar heridas) o el humo para espantar malos espíritus. Ahora, es más conocido como el cigarrillo lleno de químicos horribles que es inhalado y en vez de ser bueno para nosotros, nos enferma.

Y bueno, después de haber visitado la selva, compartido con varios Taitas, nombre que algunas tribus de América Latina le dan a los chamanes y tener la oportunidad de conectarme con algunas de estas plantas. Me gustaría hoy compartir una historia sobre ellas para reconocer su ancestralidad.

Cuentan los ancestros, que hace mucho tiempo, antes del antiguo Egipto, el humano utilizaba todo su potencial como la telepatía, telekinesis, auto sanción, levitación, comunicación y conexión con las plantas, animales y los dioses. Pero con el inicio de las civilizaciones y su sistema complejo, el hombre empieza a centrarse más en el trabajo y materialismo, y poco a poco pierde la conexión con los dioses, plantas, animales y con sí mismo.

Entonces, los dioses observando al hombre se preguntan “¿Qué podemos hacer para ayudar al hombre a recuperar esa conexión con el todo?” Y uno de ellos respondió “Pues enviemos las plantas medicinales a los humanos” y así lo hicieron, empezando con el Tabaco.

Una gigante hoja de tabaco en forma de canoa apareció y dijo “Yo voy a proteger al hombre y ayudarle a centrar su mente”. Y así empezaron a subirse las otras medicinas en la canoa para ir a la tierra juntas. La coca se sube diciendo “yo voy a darle energía y fuerza de voluntad al hombre para que cumpla todos sus sueños”, el San Pedro se sube diciendo “pues yo voy a ayudar a abrir los corazones de los humanos para que se conecten entre ellos, con la tierra y sus seres”, el peyote se sube diciendo “yo enseñaré al humano a pensar y guiarlo en una dirección positiva”, la ayahuasca se sube diciendo “voy a compartirles mi sabiduría y mostrarles el buen camino”

¿Y los hongos o la marihuana estaban la canoa de tabaco? No, los hongos estaban en una nave extraterrestre diciendo “También vamos a la tierra a ayudar al humano mostrándole los misterios del espacio” y la marihuana ya estaba en la tierra, pero en las montañas de la India con humanos que meditaban y cantaban, así que ella pensó “Ummm los dioses están un poco locos porque aquí están bien conectados con el todo, pero si debería a ayudar al hombre seria intensificando su mundo interno”.

  • Black Instagram Icon

©2018 by Las Gracias. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now