• Sofía

Maravillosa Tierra


Photo by Erik Brolin on Unsplash

Y sin darme cuenta, ya estamos por terminar enero... Del dos. Mil. Diecinueve. Y se me pasan los días

como si los estuviera viendo en fast forward. Decidí tomarme un minuto para parar, recordando el momento final de la obra Our Town de Thornton Wilder: Emily, una joven de un pequeño pueblo, regresa a la tierra a observar su vida después de morir, sólo para darse cuenta de lo rápido que pasan las cosas, de lo poco que nos volteamos a ver, de la falta de contacto real entre nosotros. En ese momento, Emily exclama, “No lo sabía. Todo esto sucedía y no nos dábamos cuenta. […] O, tierra, eres demasiado maravillosa para que nadie lo adivine. ¿Acaso algún ser humano se da cuenta de la vida mientras la vive? ¿Cada, cada minuto?"

A ratos tengo esa misma sensación de que el tiempo, la vida, se me va sin darme cuenta. Sin vivirla plenamente, sino de manera automática. En cada minuto que pongo la televisión para distraerme mientras me arreglo; cada minuto que me clavo en el celular mientras espero en fila; cada minuto que pienso en lo que quiero hacer mañana en vez de escuchar con atención a la persona que tengo enfrente. Cada minuto que no estoy presente, no me doy cuenta de la vida mientras la vivo.

En 1938, Thornton Wilder hablaba, a través de Emily, del concepto de mindfulness que ahora está muy en boga. Claro, no es un concepto nuevo, pero me llama la atención que, independientemente del año, ubicación, los avances tecnológicos, o el ritmo de vida que llevemos, los humanos necesitemos recordarnos constantemente que debemos abrir los sentidos y vivir cada momento con intención. ¿Por qué nos cuesta tanto esfuerzo estar en el aquí y ahora? ¿Por qué preferimos entumecernos con gadgets y vivir en nuestra mente? Tal vez es más sencillo olvidar lo que nos agobia. Tal vez el pensar en lo que podría suceder en el futuro nos da esperanza. Pero, ¿cuál es el costo? Risas perdidas, lágrimas ignoradas, palabras olvidadas, con tal de soñar con “que tal si...” Esos momentos perdidos pronto se convertirán en “hubieras,” momentos en los que hubiéramos querido poner más atención, apreciar y disfrutar.

Este año, quiero darme cuenta de la vida, cada, cada minuto. Tal vez mindfulness y meditación serán mi camino, tal vez una simple oración de agradecimiento por las mañanas. Pues no quiero, como Emily, regresar a la tierra a darme cuenta de lo que perdí, sino vivirlo ahora que puedo.

Visita nuestra página cada semana para un nuevo post.

#opinion #blog #mindfulness #inthemoment #estarpresente #meditación #OurTown #pensamientos

  • Black Instagram Icon

©2018 by Las Gracias. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now