• Elsa

Los propósitos del año nuevo


Photo by Estée Janssens on Unsplash

Regresamos de vacaciones...


Cada enero muchos comenzamos el año con evaluaciones de cierre de ciclo. En el primer mes del año es común que la gente se inscriba en el gimnasio para perder el peso ganado en las fiestas decembrinas y en el acumulado de los años. Otros hacemos propósitos o nos ponemos metas que van a guiar algunas de nuestras decisiones futuras, o al menos a eso aspiramos. Como lo he comentado antes en este espacio [1] soy del tipo de personas que le gusta planear, esto bajo la premisa “si no sabes a dónde vas cualquier camino es bueno” – respuesta del gato a Alicia, en Alicia en el país de las maravillas- con lo cual saber de antemano adonde quieres llegar, te ayuda a escoger mejor el camino que te lleve allá, por lo que se hace muy importante comprar una agenda y empezar a escribir proyectos, metas y en algunos casos buenos deseos para los próximos 365 días venideros, que hace parte del ritual de inicio de año de muchos.

Este ejercicio, en mi caso, es plasmado en el papel porque es el material que más seguridad me da, conozco muchas personas que confían más en su cabeza y memoria, pero yo pienso que en la actualización presente de los recuerdos, siempre hay reinterpretaciones y no son fieles al original. Por esto yo reviso mis agendas anteriores y me releo, y miro como me fue en la ejecución (suena tardado, pero es casi que un ejercicio mental), y a veces me sorprendo: ¿cómo yo pensé esto hace un año? …como he cambiado, o se cumplió más o menos el plan, o como sigo deseando lo mismo, según el caso.

Año con año, me percato que siempre hay varias cosas que no llevo a cabo, o que las realizo de otra manera, y la verdad me da algo de culpa. Este año, decidí hacer la autoevaluación diferente, y mirar como esas cosas que no cumplí, que se dieron de otro modo o que algunas otras llegaron sin estar en la planeación, tuvieron un impacto inesperado y en muchos casos positivos, o me permitieron cumplir otros proyectos, y es que ver el vaso medio lleno, en vez de medio vacío, incluso aplicado a la planeación personal puede abrir nuevas oportunidades, incluso inesperadas....Y como muchas cosas en la vida, yo en plena autoevaluación de mis planes anuales y por azar una amiga me manda por chat las 4 leyes de la espiritualidad de la India (1. La persona que llega a tu vida siempre es la persona correcta, 2. Lo que sucede es la única cosa que podría haber sucedido, 3. Cualquier momento en el que algo comienza es el momento correcto, y; 4. Cuando algo termina, termina), que le caen como anillo al dedo a mi reflexión, y como siempre oriente y su sabiduría milenaria, nos indica como todo es más fácil de lo que imaginamos.


Visita nuestra página cada semana para un nuevo artículo.

#propositos #sociedad #nuevoaño #reflexion

  • Black Instagram Icon

©2018 by Las Gracias. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now